Síguenos
en nuestras
Redes

JDV-SC no vende autos utilitarios, ni realiza eventos para su comercialización. Este es el sitio oficial de la compañía. Cualquier portal con otros fines, que haga uso de nuestra imagen o marca, es un sitio fraudulento.

Blog

Bienvenido a nuestro Blog, donde encontrarás la información más relevante y oficial que genera Jugos Del Valle-Santa Clara a través de boletines y notas informativas.

Si deseas mayor información corporativa, escríbenos a cci@jvalle.com.mx

5 Maneras para dejar de procrastinar

febrero 15 2022

¿Qué es procrastinar?

Procrastinar es el arte de dejar las tareas importantes de nuestra vida personal o profesional para después, pero priorizando realizar otras tareas no tan importantes en su lugar con el fin de no afrontar esas tareas pendientes.

Esta es una forma en la eludimos nuestras responsabilidades y hacemos otras cosas, quizás con tal de sentirnos ocupados, sin embargo, procrastinar tiene sus consecuencias, lo que puede ir desde tener que resolver los pendientes a último momento, con prisas, o no entregarlos, lo que deriva en otras problemáticas o consecuencias.

Es importante entender que no procrastinar no es sinónimo de flojera o irresponsabilidad, en realidad cuando procrastinamos, los hacemos porque no tenemos la capacidad de lidiar o afrontar las emociones que dichas tareas pendientes nos hacen sentir. 

5 Formas para dejar de procrastinar y empezar a hacer cambios en tu vida

  • Empieza por ponerte metas pequeñas

Algunas personas pueden sentirse abrumadas cuando los objetivos parecen demasiado grandes. Pero para dejar de procrastinar es básico poner metas más pequeñas y a corto plazo.

En lugar de que la meta sea “tener un cuerpo atlético”, deberíamos pensar primero en metas como “empezar a levantarse más temprano” o “hacer por lo menos 25 minutos de ejercicio al día”.

La idea es concentrarse en los pequeños logros que son parte de un proceso mucho más grande y celebrar estos pequeños avances.

  • Prioriza tus tareas pendientes

Cuando procrastinamos es lógico que dejamos una serie de tareas pendientes o responsabilidades que no afrontamos. Debemos reconocerlas y podemos colocarlas en una lista.

Lo siguiente es priorizar y elegir qué tarea es la más importante o por cuál deberíamos de partir para poder resolver el resto. Quizás dar el primer paso sea lo más difícil, pero si logramos desbloquear el reto de superar la tarea más complicada primero, será más sencillo afrontar las demás.

Esto te ayudará a ganar autoconfianza, la cual es esencial para dejar de procrastinar, pues puedes no sentirte “capaz de terminar o realizar dicha tarea” y con esto te darás cuenta que sí.

  • Medita o encuentra un momento de equilibrio personal

En ocasiones, procrastinar es producto de la ansiedad o el estrés, pues queremos evadirnos de aquello que nos causa preocupación. En otras ocasiones, tener una larga lista de pendientes puede ser igual de abrumador al creer que ahora tendremos que solucionarlo y no “sabemos cómo”.

Aquí es esencial poner nuestra mente en blanco, escuchar y dejar fluir nuestros pensamientos sin engancharse a ellos. por lo que meditar es un buen ejercicio para aclarar la mente, calmar el estrés y estar listos para resolver nuestras tareas.

También, puedes realizar ejercicio, practicar deporte, darte una ducha de agua caliente o cualquier actividad que te ayude a calmar tus pensamientos a forma de catarsis personal y emocional.

  • Deja de castigarte 

Es común que cuando procrastinamos nos castiguemos por ello experimentando sentimientos de culpa o enojo con nosotros mismos, esto además de no resolver el problema puede manifestarse en forma de insomnio, irritabilidad o aislamiento social, lo que puede derivar en otras consecuencias personales.

Para dejar de procrastinar hay que dejar de castigarse por no haber hecho las cosas y enfocar la energía emocional en atender nuestras necesidades. Aquí la salud emocional es esencial, por lo que no descartes buscar apoyo profesional si sientes que “no puedes por tu cuenta”.

  • Enfrenta las tareas de forma positiva

El origen de procrastinar son las emociones negativas que generamos con respecto a realizar una tarea, pero si logramos separar la tarea como un hecho aislado a lo negativo, algo que nos permitirá avanzar o desarrollarnos personalmente, nos será más sencillo avanzar.

También, servirá de mucho dejar de poner pretextos, inventar escenarios en nuestra cabeza o predisponernos a que seremos castigados por nuestra irresponsabilidad, pues esas ideas están consumiendo nuestra energía emocional en lugar de solo resolver el pendiente.